El hilo utilizado en la sutura es muy importante para garantizar que una herida cierre adecuadamente. Sin embargo, es igual de esencial cuidar los puntos para evitar infecciones y complicaciones posteriores.


¿Cómo cuidar puntos de sutura?

Evitar la humedad en la zona

Debemos mantener la zona de la sutura seca durante los primeros dos días después de colocados los puntos. También es necesario vendarla.


Una limpieza diaria

Lavar la herida de una a dos veces al día con movimientos suaves. Hacerlo lo más cerca de los puntos de sutura sin tocarlos directamente. Posteriormente, seque el sitio con una toalla de papel limpia sin frotar la zona.


Cubrir la herida

Si la sutura estaba cubierta por una venda, reemplácelo por una nueva.


Es normal que se vea enrojecimiento en la piel e hinchazón y que cause picor. Sin embargo, es necesario repetir este procedimiento y revisar la herida diariamente para detectar señales de infección a la primera oportunidad.